MIS VISITAS

viernes, 30 de septiembre de 2011

EL PROCESO HERMENÉUTICO DE LA REVOLUCIÓN


 Por: Naiby Johana Perdomo Gil
Fecha: 09 de Septiembre de 2011

Dentro de nuestro proceso es necesario buscar la complejidad para que de allí se  desprendan  las aristas que como conjunto nos ayudarán a entender la multiplicidad de factores que día a día intervienen es esto que desde hace 12 años la mayoría de los Venezolanos acompañados de nuestro Presidente Chávez decidimos llamar “Revolución Bolivariana.”
Es evidente, que en todo este tiempo hemos librado una batalla netamente defensiva, en la que hemos descuidado o quizás me atrevería a decir desplazado el tema formativo ideológico para centrarnos en el tema político del contra ataque, sin embargo, transcurrido este tiempo, es el momento de encuadrarnos y enfocar nuestras baterías hacia la búsqueda de la madurez, que es la única que puede garantizar el anhelado cambio social definitivo hacia la construcción del nuevo modelo Socialista.
En estos 12 años, hemos experimentado un proceso dialéctico en el que ha cobrado vigencia el Pensamiento Robinsoniano de Simón Rodríguez con su célebre “O Inventamos o Erramos”, sin embargo, muchos revolucionarios hoy en día no acaban de comprender que nuestro proceso es el resultado de una construcción colectiva de saberes, de un proceso creativo, en el que debemos deslastrarnos  del reduccionismo y el funcionalismo, y darle paso a la totalidad y al análisis crítico, ya ha quedado demostrado que no podemos dejar en el  Presidente Chávez toda la responsabilidad de decidir y resolver,  en consecuencia, todos y todas quienes nos asumimos frente al espejo como  verdaderos revolucionarios debemos darle criticidad a nuestro proceso, sin que ello implique el que nuestro compromiso sea puesto en duda, al contrario, es justo allí, en la crítica reflexiva donde debe surgir el proceso generador que nos permita aprender desde la praxis, es el momento de entender que si tenemos una visión fragmentada de la realidad nuestra capacidad de análisis disminuye, de allí, la insistencia de comprender este proceso desde la totalidad, hasta una teoría existe, pues, desempolvemos los libros, y pongámonos a estudiar, el Comandante lo ha repetido muchas veces, esta revolución debe ser llamada, “la revolución de las luces”, le sumo  la complementariedad y la multifuerza, por lo tanto comencemos desde ya a buscar los mecanismos que resuelvan los problemas no que los entraben, fomentemos ideas que construyan la fortaleza de la revolución en lugar de implosionarla desde adentro, es el momento de sentar el precedente, ya mucho hemos leído y escuchado que este proceso es irreversible, en lo personal pienso que aún no lo es, pues nos falta despertar la conciencia, aquella que no conoce de espacio-temporalidad, la que dará nacimiento a ese hombre nuevo del que tanto hemos hablado últimamente, aprendamos a no desgastarnos en discursos banales que no son más que retórica, demostremos con hechos que comprendemos este proceso hermenéutico llamado Revolución Bolivariana, no se trata solo de escribir por twitter usando la etiqueta artillería del pensamiento, se trata de que esas palabras se traduzcan en hechos tangibles, dejemos de un lado la crítica ofensiva y los ataques entre nosotros mismos y comencemos a criticarnos como verdaderos revolucionarios pero desde la madurez, no caigamos en la negación de la negación, en el “revolucionometro”, en la competencia desleal, es hora de darle una Dimensión Política a la Revolución, pero eso sí, Política con  “P” mayúscula como dice un estimado Profesor, esa que nada tiene que ver con politiquería de micrófono y camisita roja, convirtámonos en los intelectuales orgánicos de los que habló Antonio Gramsci, introduzcámonos en el mundo de lo abstracto para que desde el proceso reflexivo, el método dialéctico, el estudio sistemático, y la articulación de procesos logremos alcanzar la madurez política que esta Revolución necesita para hacerse sostenible y autosustentable en el tiempo.


No Nos Abrumemos ante los Árboles porque no nos permiten ver el Bosque………

“Toda Revolución es esencialmente cultural” Mao Tse Tung

1 comentario:

  1. Entrecomillaste la palabra revolucionometro, me parece genial, creo que ese bendito instrumento indicador imaginario que usan algunos camaradas muchas veces para ofender, prevaleciendo así sus diversas y subjetivas verdades taren más daño que beneficio al proceso.

    Buen artículo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Todo Aporte contribuye a Generar nuevos aprendizajes...si tienes opinión análoga o diferente a la mía, dilo aquí....