MIS VISITAS

martes, 4 de octubre de 2011

REVOLUCIÓN EN 140 CARACTERES?





Cada día son más y más quienes en nombre de la Revolución Bolivariana se abren un twitter para emprender la lucha revolucionaria, al principio quizás un poco inexpertos se dedican a escribir consignas políticas, mensajes de apoyo al Presidente y en algunos casos a hacer monólogos, pero a medida que van socializando y se familiarizan con la herramienta comienzan a compartir información que va desde titulares de prensa hasta transcribir en tiempo real cada palabra de Chávez o de cualquier otro personero del Gobierno (lo cual me parece muy bien y útil) o a criticar otras acciones e incluso hacer autocrítica, que también me parece justo y necesario, lo que llama mi atención es el tiempo que dedican a esta labor, en algunos casos, son horas y horas y más horas  que se van entre debates y/o discusiones con otras personas que hacen vida en el microblogging, incluso hay momentos para bromear o en el peor de los casos para burlarse del oponente o del compañero, es que hasta para sacar el revolucionometro tuitero, tiempo siempre hay; pues de alguna u otra forma creen que esa es su manera de aportar, lo cual no es criticable, sin embargo, humildemente pienso que por dedicar mucho tiempo a la lucha virtual en "algunos casos" repito en “algunos casos”, podríamos estar descuidando otras trincheras vulnerables por las que también nos corresponde hacer revolución.


 Es que, si bien es cierto que el mundo 2.0 nos acerca al líder  y nos maximiza la capacidad para comunicarnos con el mundo,  no menos cierto es, que los votos los contaremos en los centros de Votación, es decir, en el mundo 1.0, por lo tanto, considero que debemos sopesar los resultados que estamos obteniendo con nuestra vida twitter política y dependiendo del resultado que arroje a cada uno, definir si las cargas están equilibradas entre la virtualidad y la realidad de nuestros aportes, pues, así como usando el teclado y el monitor comodamente sentados en nuestras casas, o desde nuestros “Smartphones” nos ufanamos de ser revolucionarios, así, tenemos que actuar afuera, en las calles, en cada espacio público,  en las comunidades, ya que esos son los lugares donde realmente podremos percibir que tanto ha calado la revolución, y si en el mejor de los casos, el nuestro es un proceso tan definitivo que lo único que tenemos que hacer es sentarnos a esperar el momento de las consignas "mágicas" Uh Ah Chávez no se va para generar resultados favorables y neutralizar las pretensiones de los adversarios, o, si por el contrario debemos desandar el camino y las metidas de pata de algunos pseud0  revolucionarios, pomarrosas quinta columnas y ganar espacios que sumen puntos al comandante y votos al proceso.

Obviamente, estas apreciaciones son producto de mi visión, aquí solo busco generar reflexión, para nada criticar, cada quien hace lo que le dicta su conciencia, también sé, que cada día cobra más fuerza el dicho "Si no estás en twitter no existes" y más si no sigues a @chavezcandanga, no obstante, el punto no es, que estemos o no, el punto es, si por el exagerado tiempo que estamos en twitter dejamos de hacer las cosas realmente importantes para consolidar esta revolución de una vez por todas, ahora bien, muchos aquí podrían refutar que fue el Presidente Chávez quien nos llamó a dar la lucha desde el twitter, pues él mismo lo hace y por algo es considerado como el mandatario  que mejor ha sabido usar esta herramienta, pero un momentico...es él, quien también ha repetido hasta el cansancio que  no debemos descuidar ningún flanco, que la batalla es en el barrio, en la escuela, en el trabajo, en el consejo comunal, en el consejo de trabajadores, en la universidad, en fin, en cada espacio donde hombres y mujeres venezolanos fieles creyentes de este proceso hacemos vida y somos partícipes y protagonistas.

En ese sentido, tenemos al día de hoy 368 días por delante para pensar, repensar y actuar, les hago este comentario, el cual nació de mi experiencia, la prueba es que quienes me leen saben que en mi casi  año y medio en esta red he sido tuitera empedernida, tanto que solía escribir y socializar gran parte del día, inclusive tuitear era mi actividad favorita, hasta el día que me di cuenta, que en la realidad hacía falta más, ya que puedo tener muchas personas que me leen e inspirada en ellos escribir temas que nos interesan a todos, y eso está muy bien, pero reaccioné cuando noté que estaba dejando de hacer "las cosas" que como revolucionaria, patrullera y servidora pública me corresponden hacer para consolidar con mi aporte este proceso en el que creo con firmeza y convicción, porque cuando entraba en el twitter este me atrapaba y entre conversa y conversa, no me daba tiempo para nada más, esa es la razón por la que les comparto mi experiencia, asimismo, les cuento que este análisis me generó un efecto aversión ya superada, que me apartó por casi un mes, y no por la gente bonita con la que he compartido, sino por mi mismo proceder, ya que sentí que twitter estaba siendo  “para mi” una de esas estrategias distractivas de las que habló Noam Chomsky suele usar el imperio para mantener a las personas imbuidas en un mundo de ideas y suposiciones que paralizan el accionar, esto lo digo, porque twitter es como el chocolate cuando le agarramos el gusto no podemos dejarlo, y esto desde cualquier punto de vista de convertirse en una verdadera adicción puede hacernos más daño que bien, ya que para nadie es un secreto que el twitter es usado por servicios de Inteligencia para analizar trinos y desnudar personalidades, y nosotros sin querer queriendo, hemos estado haciéndole striptease al enemigo, ojo con eso.

 En Contraposición a lo anterior, twittear con control y precaución es bueno, trabajemos con la fuerza del otro, la herramienta la crearon ellos, bien, usemos sus armas, pero para nuestro beneficio, no digamos todo, no actuemos por impulso, no caigamos en provocaciones, vengan de donde vengan, no desnudemos líos internos en los TL, eso nos fragmenta, y lo más importante, tuitiemos menos y actuemos más, así debemos ser todos, cada uno haciendo lo que le toca, desde su trinchera, si lo hacemos, seguramente poco a poco iremos sumando esfuerzos para de una vez por todas garantizar el éxito el día 07 de octubre del año 2012; evidentemente, cada uno lo hará en la medida de sus posibilidades pero seguro con el corazón, lo importante es que lo hagamos, dejemos en el pasado de la cuarta al recordado doctor Pensamos del Show de Joselo, hablemos menos y hagamos más.

Tenemos 368 días…………para demostrar con "acciones" y ojo contralor que la revolución, la de la calle, la de las madres del barrio, la de  los niños de la patria, las de las luces y los cambios definitivos es un proceso que no tiene vuelta atrás, nuestro Comandante en Jefe cuenta con nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo Aporte contribuye a Generar nuevos aprendizajes...si tienes opinión análoga o diferente a la mía, dilo aquí....